------------Haz tu reserva en el teléfono 91 859 46 40 o completa el formulario y en breve te la confirmamos------------

Camino Balat Humayd - Se aprecia una mejora de señalítica realizada en el camino

El Balat Humayd, camino que servía de unión entre Al-Andalus y el resto del territorio hispano-visigodo conquistado en el Siglo VIII, es bastante conocido desde Toledo hasta Guadarrama. Pero en Castilla y León, donde apenas fueron arabizados sus habitantes, nadie ha oído hablar de uno de sus principales caminos: el eje vertebrador por donde Abd al-Rahman III y Almanzor subieron en sus famosas y sanguinarias razias. El mismo por el que los cristianos fueron reconquistando siglos más tarde el territorio de Segovia y de Madrid, con continuas incursiones a través de este camino y su puerto, el Balathome.

El camino árabe Balat Humayd, que sólo se conocía hasta el paso de Tablada en Guadarrama (Madrid), fue algo así como la N-VI de la Edad Media. Camino y puerto, Balat y Balathome, constituyeron el paso más importante y transitado de la Sierra de Guadarrama durante más de diez siglos. Sin embargo, con la inauguración del Puerto del León en 1759, tanto el paso de montaña como el camino en ambas vertientes fueron relegados a un inmerecido olvido.

Ahora, tras más de tres años volcados en la localización y documentación de este camino a partir del pueblo de Guadarrama, la Sociedad Geográfica del GuadarramaCamino Balat Humayd - Divisoria de las dos Castillas y la Sociedad Caminera del Real de Manzanares han conseguido desentrañar un recorrido espectacular por su belleza y apasionante por su historia. Además, la importancia del Balat Humayd no sólo se debe a las continuas campañas militares que lo transitaron. La parte más importante de repoblaciones posteriores que se realizaron en Castilla la Nueva se hicieron a través del Balathome.

 

En un principio, la intención de los documentalistas y camineros involucrados en este proyecto era conocer el tramo segoviano que llega hasta las minas romanas de Otero de Herreros (Segovia). Pero finalmente, la documentación y la aparición de nuevos caminos sin identificar llevaron a los estudiosos del Balat hasta Simancas (Valladolid), donde se desarrolló uno de las batallas más decisivas de la Reconquista, con la humillación de las tropas sarracenas.

Ventas históricas

La investigación ha permitido confirmar la verdadera ubicación de varias ventas históricas, algunas de ellas citadas por el Arcipreste de Hita en su ‘Libro de buen amor’. Así, se ha confirmado la localización de la famosa Venta de Tablada (Guadarrama), que ha sido identificada como el emplazamiento original de la alberguería árabe, Fayy Humayd, la cual servía de defensa y punto estratégico de control en la peligrosa frontera (Marca Media) de los dos mundos enfrentados.Camino Balat Humayd - Restos de la Venta de Tablada

El Balat Humayd discurre, entre otros lugares, por los bosques de El Espinar (Segovia), designado recientemente Reserva de la Biosfera por la Unesco. En Madrid, el camino ya había sido estudiado desde Toledo, en su ascenso por el margen derecho del Río Guadarrama hasta Calitalifa (Villaviciosa de Odón), Brunete y El Pardillo, donde se solapa con la calzada Romana Vía XXIV. Desde aquí, ambos caminos van juntos por Colmenarejo y Galapagar hasta el término de Guadarrama, donde cada una de las vías escoge un paso distinto para cruzar la Sierra.

Por tanto, tras siglos en el olvido, el Balat Humayd, su paso de la Sierra y los restos de sus ventas medievales han sido ubicados de nuevo en el mapa, para recuperar el esplendor que tuvieron durante siglos. Eso sí, los impulsores de la investigación esperan que esto no suponga una amenaza para los espectaculares montes y valles que aún lo guardan en silencio en muchos de sus tramos.

Add a comment