------------Haz tu reserva en el teléfono 91 859 46 40 o completa el formulario y en breve te la confirmamos------------

“¿Eres tú, Guadarrama, viejo amigo,Río Guadarrama - Puente de Herrera (Siglo XVI)
La sierra gris y blanca,
La sierra de mis tardes madrileñas
Que yo veía en el azul pintada?

Por tus barrancos hondos
Y por tus cumbres agrias,
Mil Guadarramas y mil sones vienen
Cabalgando conmigo, a tus entrañas”

 

Camino de Balsaín, 1911
Antonio Machado.

 

El Río Guadarrama tiene una longitud de 131,8 kilómetros. Nace en el Valle de la Fuenfría (Cercedilla, Madrid) a 1.900 metros de altura y desemboca en el Tajo, ya en tierras de Toledo. Son 131,8 kilómetros frente a los 6.800 kilómetros del Amazonas; en cuanto al caudal, mejor no seguimos comparando… Eso sí, si hablamos de patrimonio histórico, cultural y natural, hay que reconocer que el Guadarrama es ‘un pequeño gran río’. El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama dan fe de ello.

Etimológicamente, el nombre del río, así como el homónimo de la sierra, el pueblo y el puerto de montaña, proviene de la expresión árabe ‘صشي شم قشةش’; esto es, ‘guadiarrámel’, que se traduciría como “río del arenal”. Nos encontramos por tanto ante un río con un nombre humilde pero, que no quepa duda, con una inmensa riqueza medioambiental.

Vista del Valle de la Fuenfría desde la cima de La Peñota (1.945 metros)

Su flora es todo un lujo para los sentidos. Destacan árboles como el pino albar, el pino piñonero, robles melojos, quejigos y encinas… Jaras, cantueso, romero y tomillo son algunos de los matorrales que cubren el suelo. Y si hablamos de la fauna, en el Guadarrama viven tres especies de aves majestuosas y especialmente protegidas: el águila imperial, el buitre negro y la cigüeña negra. Además, abundan los jabalíes, corzos y conejos.

Por lo que se refiere a la civilización, 27 son los municipios regados por la cuenca del Guadarrama en la región de Madrid, desde Navacerrada, Los Molinos o El Escorial en su tramo alto, donde posee un fuerte desnivel, a Torrelodones, Las Rozas o Brunete en su tramo medio, donde tiende a discurrir por terrenos menos abruptos, a pie de monte.

Valmayor, Castillo de Aulencia y El Gasco

A lo largo de su recorrido, siglo tras siglo, la impronta humana por supuesto que se ha hecho notar. Como botón de muestra sirvan infraestructuras como el Embalse de Valmayor, el Castillo de Aulencia o la Presa de El Gasco. El Embalse de Valmayor, inaugurado en 1976, se encuentra entre Valdemorillo, El Escorial y Colmenarejo. Construido sobre el Río Aulencia, principal afluente del Guadarrama, es el segundo pantano de mayor tamaño de la Comunidad de Madrid después de El Atazar, en la cuenca del Río Lozoya.

El Castillo de Aulencia, declarado Bien de Interés Cultural, fue levantado en el siglo XV sobre un cerro desde el que se contempla la confluencia del Aulencia y el Guadarrama, en Villanueva de la Cañada. Es un gran ejemplo de fortificación señorial mudéjar castellana. Además, en la Guerra Civil sirvió de fortaleza en la Batalla de Brunete.

Río Guadrrama, Presa de El Gasco (Siglo XVIII) Torrelodones, Galapagar, Las Rozas.

Y cómo no, no nos olvidamos de la colosal Presa de El Gasco, ubicada en la confluencia de Torrelodones, Las Rozas y Galapagar. Esta obra inacabada, mandada construir por Carlos III a finales del siglo XVIII, era la piedra angular del también inconcluso Canal del Guadarrama, con el que se pretendía dar salida navegable al Océano Atlántico desde Madrid.

Add a comment